Border center

Elizabeth Rosales y Daniel Ángel Rubio, de Tijuana, ganan el Primer Lugar del Premio del Hub de Periodismo de la Frontera Norte

Camelia Muñoz, Magda Guardiola y Lucía Pérez, de Coahuila; y Vicente Calderón y, nuevamente, Daniel Ángel Rubio, de Tijuana, obtuvieron con sus investigaciones las dos menciones honoríficas del premio  

Edinburg, Tx.- Los periodistas Elizabeth Rosales y Daniel Ángel Rubio, autores de la investigación “Maquiladoras transnacionales ahorran a costa de vidas mexicanas”, obtuvieron con esta historia el primer lugar del Premio del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists (ICF) en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers (BCJB), con el apoyo de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID).

Elizabeth Rosales y Daniel Ángel Rubio al momento de presentar su propuesta de investigación durante el Investigatón realizado por el BCJB e ICFJ en la ciudad de Tijuana, en agosto de 2019.

Otros dos equipos de periodistas del Border Hub lograron una mención honorífica: Camelia Muñoz, Magda Guardiola y Lucía Pérez, por su historia “ICAI, cómplice de la opacidad en Coahuila”, y Vicente Calderón y Daniel Ángel Rubio, por su historia “Tijuana, zona libre para el narcomenudeo”.

“Las historias del Border Hub se realizan con un gran esfuerzo a pesar del clima adverso contra la libertad de expresión”, aseguró Jorge Luis Sierra, presidente del Border Center for Journalists and Bloggers. “El periodismo de investigación del Border Hub busca enfocarse en hallar las raíces de la corrupción y las formas de prevenirla y estas historias son un ejemplo de ese esfuerzo”. 

“La relevancia, significado y el increíble reporteo de las historias de este año muestran claramente que el Border Hub y sus miembros tienen un compromiso, profundo y de largo plazo, con la resolución de problemas sociales en toda la frontera entre Estados Unidos y México”, dijo, por su parte, Kara Andrade, directora de programas de ICFJ.

Las cualidades que encontró el jurado

Varios fueron los atributos que el jurado percibió en la historia de Daniel y Elizabeth para otorgarles el primer lugar.  

Ambos desarrollaron una historia a partir de una idea propia.

Su investigación reveló cómo las empresas maquiladoras en Tijuana buscan ahorrar dinero contratando a empresas irregulares que ofrecen servicios de transporte de personal usando vehículos en pésimo estado, algunos de los cuales habían sido desechados desde hace décadas en Estados Unidos.

Esta práctica había ocasionado al momento de la publicación de la historia por los menos 52 accidentes en los últimos años, en los perdieron la vida decenas de obreros.

Ninguna investigación periodística mostró antes, con la claridad del reportaje de Elizabeth y Daniel, la magnitud del problema y el terrible costo en vidas humanas que esta práctica ha provocado en la ciudad fronteriza.

Daniel Ángel Rubio y Elizabeth Rosales realizaron una animación en video sobre su reportaje, que acompañó a la versión escrita de su investigación, lo que les permitió aprovechar nuevas plataformas para dar a conocer su historia.

En un reportaje que combina el rigor de la investigación periodística con una narrativa multimedia atractiva y entrevistas con familiares de trabajadores fallecidos, los autores pusieron rostro a una tragedia que se ensaña contra uno de los sectores más vulnerables de la sociedad tijuanense y, en general, de toda la frontera de México con Estados Unidos. 

En tiempos en que ganan terreno la inmediatez y la abundancia de información (de valor y sin él) la forma cobra cada vez más relevancia frente el fondo al momento de publicar una investigación periodística. Una historia puede ser buena, pero no existe si no se lee. Y sólo si es leída puede generar las audiencias necesarias para aumentar la posibilidad de incidencia que todos buscamos.

Por eso, la innovación en el uso de bases de datos y visualizaciones fue un ingrediente esencial de la convocatoria para este premio. En ambos criterios, el jurado consideró que ambos periodistas hicieron un trabajo destacado.

No existían bases de datos públicas con las que los reporteros pudieran dar sustento a su investigación. Elizabeth y Daniel decidieron entonces crear la suya, a partir de un extenso seguimiento hemerográfico de accidentes que involucraban a camiones de las maquiladoras con obreros a bordo. 

Ambos periodistas acompañaron su trabajo, además, con un excelente trabajo fotográfico y crearon una animación en video impregnada con el dramatismo de la investigación, que amplió la posibilidad de difusión de su historia a otras plataformas.

Además, este relato reivindicó la importancia de las investigaciones periodísticas locales, que evidencian el deseo claro de sus autores por cambiar, para bien, la vida de las personas que habitan en su entorno más cercano.

“La actividad de quienes trabajan en muchas de estas maquiladoras se considera esencial, en el contexto de la pandemia. Sus vidas también deberían ser cuidadas como esenciales. Las transnacionales deben proveerles traslados seguros y las autoridades deben supervisar que las unidades circulen en óptimas condiciones”, dijo Elizabeth, después de conocer el fallo del jurado.  

“El Border Hub fue una gran oportunidad para lograr una investigación de largo aliento, que, me parece, es una de las aspiraciones de cualquiera cuando inicia su carrera periodística… lo que me queda, además del aprendizaje, es el compromiso de ayudar con mi experiencia a cualquiera que lo necesite”, dijo Daniel, quien participó en dos de las tres investigaciones galardonadas. 

Atributos de las historias con mención honorífica

“ICAI, cómplice de la opacidad en Coahuila” es la investigación que obtuvo una de la dos menciones de honor del Premio del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte

En su investigación, Magda Guardiola, Camelia Muñoz y Lucía Pérez lograron descifrar y explicar el mecanismo, a través del cual, el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI) permitió que varias dependencias del gobierno del estado evadieran posibles sanciones por negar, de manera sistemática, la entrega de información pública, durante años. 

Magda Guardiola (izq.), Lucía Pérez (arriba) y Camelia Muñoz decidieron investigar la opacidad en las dependencias del gobierno de Coahuila que ellas mismas padecieron durante años al desempeñar su trabajo periodístico.

El ocultamiento afectó solicitudes de información relacionadas con la entrega de programas sociales, la añeja y abultada deuda pública del estado, las desapariciones de personas y la incidencia delictiva, temas, todos, profundamente sensibles para la gente en Coahuila.  

Magda, Camelia y Lucía, ellas mismas, fueron víctimas de la opacidad en su ejercicio periodístico durante años y de esa experiencia personal surgió una hipótesis de investigación que les permitiría, al concluir su proyecto, demostrar el contubernio entre consejeros del ICAI y funcionarios estatales que ha impedido el acceso a datos públicos que todo los ciudadanos tienen derecho a conocer. 

Incluso, durante su investigación, las reporteras tuvieron que enfrentar y vencer las tácticas con las que las autoridades siguieron obstaculizando sus averiguaciones.

El trabajo de nuestras tres colegas cobra una relevancia especial si se toma en cuenta que Coahuila ha sido por años uno de los estados menos transparentes y, al mismo tiempo, de los más peligrosos para ejercer el periodismo en México.

Completar un reportaje de esta naturaleza hubiera sido difícil, con toda seguridad, en cualquier estado del país, pero mucho más en Coahuila.

Otro de los grandes méritos de esta historia fue la capacidad de nuestras colegas para sistematizar y analizar, gracias a una base de datos construida y alimentada por ellas mismas, una cantidad enorme de información.

Camelia Muñoz al momento de presentar su propuesta de investigación durante el Investigatón realizado por el BCJB e ICFJ en Tijuana, en agosto de 2019.

Para llegar a sus conclusiones, analizaron un total de mil 214 expedientes de inconformidad interpuestos por ciudadanos ante el Consejo General del ICAI entre 2014 y 2018.

Por su trascendencia, es fácil entender por qué la historia del ICAI logró la enorme reverberación que obtuvo al ser publicada, no sólo en los medios asociados al proyecto del Border Hub, sino en un amplio número de medios de comunicación que hicieron eco de sus hallazgos.

Uno de los objetivos esenciales del Border Hub es impulsar, con las historias que publica, el fortalecimiento de la cultura de la transparencia en los estados de la frontera norte de México. La investigación de Camelia Muñoz, Magda Guardiola y Lucía Pérez es un ejemplo bien acabado de las historias que, creemos, pueden contribuir a que se logre esa meta.

“El periodismo de investigación debe incentivarse para lograr que la sociedad conozca qué fin tienen los recursos públicos. En este caso el apoyo del Border Hub nos permitió demostrar que instituciones creadas para garantizar el derecho a la información, son claves para que persista la corrupción del gobierno”, dijo Camelia Muñoz, una de las responsables de la investigación. 

Los méritos de la segunda mención de honor 

La historia “Tijuana, zona libre para el narcomenudeo”, de Vicente Calderón y Daniel Ángel Rubio, obtuvo una más de las menciones honoríficas del Premio de Periodismo de investigación del Border Hub.  

Esta investigación puso al descubierto el entramado de fallas en el sistema de procuración de justicia que ha permitido la liberación de miles de personas acusadas del delito de narcomenudeo, actividad con la que están relacionados entre el 80 y el 90 por ciento de los asesinatos que se cometieron en Tijuana en los último años.   

Entre junio de 2016 y agosto de 2019, de acuerdo con la investigación, se cometieron en la localidad fronteriza 6 mil homicidios dolosos, crímenes que han llevado a Tijuana a ocupar los primeros lugares en la lista de las ciudades más peligrosas del mundo.  

En varias ocasiones, durante su trabajo diario, ambos reporteros habían escuchado a las autoridades asegurar que entre 80 y 90 por ciento de esos homicidios estaban relacionados con el narcomenudeo. Así venía siendo desde hacía años.

Vicente Calderón al momento de entrevistar a un consumidor de metanfetaminas en una calle del norte de Tijuana, como parte de su investigación sobre narcomenudo en la ciudad fronteriza.

Los reporteros decidieron investigar, para comprobar si la afirmación de la autoridad era correcta y, más importante aún, para intentar identificar las fallas del sistema de justicia que hacían imposible una reducción de las fatalidades relacionadas con la venta de drogas en su ciudad.

Daniel y Vicente lograron documentar que, entre junio de 2016 y mediados de 2019, ya con el nuevo sistema de justicia penal operando, más de 12 mil personas fueron detenidas en Tijuana en posesión de drogas.

Uno de los mayores hallazgos de su investigación fue que ninguna de esas personas fue sentenciada por narcomenudeo, pese a que en la mayoría de los casos existían indicios de que su objetivo era comerciar la droga.

Ninguno de los 12 mil detenidos fue enviado a prisión a purgar una pena; sólo 182 de los detenidos fueron sentenciados, pero por delitos menores que les permitieron librar la cárcel.

En su historia, nuestros colegas fueron capaces de esclarecer el patrón de errores en el sistema de procuración de justicia local que terminaba por dar forma a una puerta giratoria que les permitía a miles de narcomenudistas detenidos quedar en libertad a veces en tan sólo unas horas:

Cuerpos policiacos sin recursos y entrenamiento adecuados, detenciones arbitrarias, investigaciones deficientes por parte de policías y ministerios públicos, y juzgados saturados proclives a las preliberaciones que permite el nuevo sistema de justicia penal son, todos, ingredientes que explican la tragedia descrita por nuestros colegas. 

Sin duda, uno de los mayores méritos de esta historia es que se construyó en un ambiente permanentemente hostil.

Vicente y Daniel realizaron su reporteo mientras en Tijuana seguían operando los grupos criminales responsables de los homicidios y de la venta de droga que formaban parte de la trama que construyeron.  

La enorme cantidad de información que consiguieron los obligó a construir una gran base de datos que resultaba indispensable para el análisis y la interpretación de todos esos datos. 

A pesar de haber tenido que hacer un ajuste doloroso pero conveniente a su hipótesis inicial, que prolongó la investigación durante varios meses, Daniel y Vicente mantuvieron en todo momento el empeño y terminaron por producir una pieza periodística de enorme mérito.

Tijuana acumula años ya de una espiral de violencia que ha llenado de dolor y muerte a su gente.

En un mundo ideal, historias como la de Daniel y Vicente se convertirían de inmediato en urgentes llamados de atención que las autoridades tomarían en cuenta para empezar a cambiar una realidad que no merecen Tijuana ni su gente. 

“Estamos en un momento crítico para la prensa en  México y aunque hay mucho por hacer y aprender, el Border Hub se está convirtiendo en un  ejemplo de verdadero respaldo a quienes queremos desarrollar el periodismo de investigación en el país. Este trabajo no hubiera tenido el mismo alcance si su apoyo”, dijo Vicente, poco después de enterarse del reconocimiento a su investigación. 

Ceremonia de premiación 

Los reportajes galardonados fueron realizados por periodistas miembros del Border Hub y publicados entre junio de 2019 y el 31 de mayo del 2020, con el objetivo de denunciar actos de corrupción para fortalecer la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas en la región.

Las historias premiadas fueron elegidas por un jurado independiente compuesto por integrantes de ICFJ, el Border Center y periodistas distinguidos. 

La entrega del premio a las tres historias seleccionadas se realizará durante una ceremonia virtual el próximo 26 de agosto.

FIN

Actualización al 4 de agosto: La fecha de la ceremonia de entrega de premios cambió al 26 de agosto de 2020.

* Ilustración principal: Carlos Mendoza