Border center

Para investigar corrupción hay que agotar todos los recursos

Para revelar la corrupción de los gobiernos, Juan Manuel Ramos traza un minucioso esquema desde el inicio de la investigación, calendariza la información y agota todos los recursos de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información.

El activista social y defensor de Derechos Humanos regiomontano ha colaborado con el Border Hub publicando el artículo “Opacidad: la otra pandemia de la frontera norte” el pasado 28 de febrero.

Este reportaje reveló que en México, la declaratoria de emergencia sanitaria por el COVID-19 eliminó los controles para el ejercicio de los recursos en los estados y hubo plena libertad de adquisiciones sin los mínimos candados.

“Entre marzo y septiembre de 2020 los seis estados de la frontera norte de México y Baja California Sur destinaron millones de pesos a insumos y servicios enfocados en atender la emergencia sanitaria por COVID-19, gastos que no pueden ser comprobados mediante transparencia, pues las entidades carecen de respaldo documental y de bases de datos completas de las adquisiciones”, detalla el texto firmado por Juan Manuel Ramos.

La publicación cuestiona cómo fue que, durante los primeros siete meses de la pandemia, en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas, Baja California, así como Baja California Sur, los gobiernos no contaban con recibos de compras, pese a que se trataba de gastos de millones de pesos.

Se evidenciaron diferencias en los reportes de gasto de recursos públicos destinados a la contingencia sanitaria y falta de padrones de beneficiarios y de facturas, además de que los datos en sus páginas de Internet oficiales no coincidían con las cifras que entregaban vía transparencia y carecían de un respaldo documental completo.

Hay que trazar un plan a seguir

Activistas presentan una denuncia de corrupcion.

Tres representantes de organizaciones anti-corrupción de Monterrey, incluido Juan Manuel Ramos (der), presentaron una denuncia contra el aumento salarial extraordinario que recibió la suegra del gobernador Jaime Rodríguez Calderón en julio de 2019.

Determinar un plan a seguir con cuestionamientos firmes e iguales para cada entidad, delimitando tiempos y siendo exigente con la información solicitada, son aspectos básicos para una investigación tan basta, considera Juan Manuel Ramos.

“Aquí el asunto más importante fue, qué le vamos a pedir a las entidades que fuera comparable, verdad, es decir, si sabemos que hay una problemática similar, pues qué le vamos a solicitar o qué podemos medir, y además, si esto puede ser susceptible de medición, perdón, de acceso a través de una solicitud de información.

“Entonces, el primer reto fue hacer las 5 o las 6 cosas que íbamos a pedir”, detalla.

Del activismo al periodismo

policia revisa un auto incendiado.

Uno de los autos de la familia de Juan Manuel Ramos fue incendiado y objeto de vandalismo el 19 de julio de 2019, dos meses después de presentar una denuncia por conflicto de interés por el caso del aumento salarial extraordinario para la suegra del gobernador de Nuevo León.

Con 10 años de experiencia en el combate a la corrupción, la defensa y el ejercicio de los Derechos Humanos, entre ellos, el Derecho a la Información, en los últimos dos años Juan Manuel Ramos ha incursionado en el periodismo de investigación.

No obstante, contar con práctica en el terreno anticorrupción no reduce la posibilidad de errores, por lo que, comenta, armó un minucioso plan para la organización de la información de los gastos de siete entidades, derivada de 162 solicitudes de información.

“Tienes que trabajar en unas tablas de Excel para saber, pues primero, lo que es básico de todo es el folio, qué folio, cuándo es tu fecha de presentación, cuándo es la fecha que te deben de contestar; cuántos días van a transcurrir”.

Explica que ante la posibilidad de que las dependencias cuestionadas no atendieran las solicitudes, siempre debe haber un plan para hacer uso de los beneficios que da la Ley de Acceso a la Información, “si pasa o no pasa, qué opciones vas a tener si no te contestan la información”.

Advierte que en caso de una negativa por parte del sujeto obligado, se debe poner un recurso de revisión, y si acaso sí respondió, verificar cuál fue respuesta.

“Ver si te pidió que fueras a verlos, cuando tú le pediste que querías la documentación.

“Y súper importante, es que todos los lineamientos que te dé la Ley para defenderte, visibilizar y evidenciar a un servidor público, a una dependencia opaca, hay que usarlos. El recurso de revisión agotarlo, agotarlo todo, porque eso va creando precedentes y sí se va acumulando, sea positivo o negativo”.

Igualar las preguntas hechas a las distintas dependencias de cada uno de los gobiernos investigados permitió poder comparar el gasto real en los insumos para la atención de la pandemia. 

En el caso de Nuevo León, fueron cuatro secretarías: el Gobierno central, la Contraloría, la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Salud.

“Esto es súper importante, porque podíamos comparar los números de cuánto fue lo que la Secretaría de Finanzas le mandó a Salud Nuevo León, por ejemplo, estoy inventando, mil millones, y cuánto dice Salud que ejerció en ese período, 500 millones, entonces hay un problema de 500 millones nada más ahí. La diferencia de números, ¿pues aquí qué está pasando?, ¿no los están ejerciendo?

“¿Entonces cuál es la emergencia si el dinero lo vas a guardar o qué pasó con esa lana o es lana nada más comprometida y no ejercida?”, cuestiona.

Lo más importante: verificación y balance

Para Juan Manuel Ramos el gran aprendizaje en el proceso de redacción de reportajes ha sido darles el balance que el periodismo exige, es decir, buscar la postura de la contraparte.

Esto, aclara, no es rigurosamente necesario cuando se escribe desde una organización civil, ya que, para denunciar un hecho, ésta se basa en la información oficial de las propias autoridades.

“Cuando tú eres una organización y publicas un índice o publicas algún caso de corrupción, no tomas en cuenta a la otra parte y cuando se hace un trabajo de forma periodística es indispensable para que tenga la veracidad y para que tenga el balance, que a mí me parece una cosa fenomenal”, explica.

Observa que en el camino ha aprendido que si se busca incidir en la opinión pública, los medios de comunicación deben cambiar la forma de exponer la corrupción. 

En lugar de hablar de cuántos pesos se desviaron en un hecho de corrupción, sugiere, se deben mostrar los beneficios ciudadanos perdidos.

“Si no cambiamos esa narrativa, difícilmente vamos a agarrar el tema de opinión pública, porque necesitamos que los lectores de estas historias o las audiencias, lo vean en algo que les afecte, veo que ahí es donde está una clave que necesitamos todos, el defensor derechos humanos, el activista o el periodista, o el investigador, o los grupos que hablen sobre este tema. 

“Tenemos que ponerlo, no solamente en la historia humana, sino cuántas vidas, cuántos derechos, qué se negó, para que esto alcance una cotidianidad de la afectación y entonces podamos agarrar más apoyo de la opinión pública”, advierte.