Border center

Blindemos nuestras historias: Lucía y Armando

Ir más allá de una hipótesis arrebatada, documentarse y mostrar pruebas contundentes, elimina la posibilidad de debilitamiento de una investigación, coinciden los reporteros Lucía Pérez Paz y Armando Ríos.

El reportaje “Desfalcan, pierden el registro y reviven: el negocio redondo de los minipartidos en Coahuila”, publicado el 28 de febrero en el Border Hub, contiene los elementos de un reportaje irrefutable, gracias al blindaje construido por ambos periodistas durante el proceso.

“Una frase que se me quedaba mucho y, Lucía siempre lo repetía mucho, era esta parte de cerrar puertas y ventanas, que ellos no vengan y digan ‘sí, pero te faltó esto’ y que al final tu investigación se tumbe.

“Porque, de hecho, eso no pasó. Por ejemplo, no hubo quien dijera, ‘no, se equivocaron’, pero nadie, ni los órganos electorales, ni los partidos políticos”, recuerda Armando Ríos.

Ocho meses de esfuerzo

Los periodistas Lucia Perez y Armando Rios posan frente a la camara.

Para proteger el artículo contra cualquier demanda, los reporteros coahuilenses realizaron un arduo trabajo de recopilación y verificación de datos durante ocho meses, en los que, además, fueron asesorados por especialistas del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte.

Realizando cobertura diaria sobre temas electorales se percataron de que algo no estaba funcionando legítimamente en el gasto y justificación de las prerrogativas entregadas a los partidos del estado de Coahuila.

Había que demostrarlo. Enfrentarse al desafío de conocer a fondo las leyes, el financiamiento y su manejo por parte de los partidos políticos.

“Había todo un mundo que no conocíamos”, afirma Lucía Pérez, “y entonces, fue un trabajo que según yo iba a ser muy fácil, pero en realidad fue un poco desafiante, porque teníamos que conocer todos los procedimientos: si yo quiero hacer un partido, cómo le hago, cómo tengo que justificar mi gasto. Entonces sí fue mucho trabajo”.

Tenían experiencia cubriendo procesos electorales, pero no habían explorado este tema más allá de la nota diaria. “Fue impresionante darnos cuenta de todo esto que desconocíamos”, agrega la periodista.

El camino a la hipótesis

Lucia y Armando en las calles de Saltillo, Coahuila.

Después de un intenso análisis de hechos ocurridos en campañas electorales previas, llegaron a la formulación de una hipótesis que proponía que el Instituto Electoral permitía la impunidad en la fuga de recursos durante la fiscalización a los partidos y así lo demostraron.

En la publicación expusieron que, de 2015 a 2017, cinco partidos políticos de Coahuila fueron castigados por irregularidades en el gasto de 76.3 millones de pesos, sin embargo, al perder su registro, ganaron la posibilidad de evadir el pago de las multas.

Además, “entre las (malas) prácticas hubo contrataciones a empresas propias o investigadas por el SAT. Los responsables no tuvieron que pagar las consecuencias e inclusive crearon nuevos partidos”. 

Lucía Pérez y Armando Ríos detallaron cómo fue que una reforma electoral en 2010 facilitó la creación de partidos políticos y de coaliciones que obtuvieron beneficios sin enfrentar repercusiones “porque no son considerados servidores públicos”.

Representantes de cuatro de los cinco partidos políticos que perdieron el registro en esa entidad reconocieron ante los reporteros que, aunque se les adjudicaron irregularidades financieras, no enfrentan responsabilidades que les impidan regresar a la vida política del estado.

En el proceso de construcción del reportaje, hicieron solicitudes de información a los órganos electorales, a la vez que siguieron paso a paso la metodología compartida por el Border Hub para la realización de reportajes de investigación.

Su desempeño profesional les ha permitido tener contacto con especialistas en el plano laboral y legal. Era momento de consultarlos. 

Les explicaron cómo es que funcionan el Código Electoral de Coahuila y la Ley General de Procedimientos. Estudiaron las leyes a profundidad. 

“Identificar, básicamente, que eso que nosotros decíamos, o sea, que ellos [los dirigentes de los minipartidos] no tenían castigos, que podían regresar, que podían (efectuar) toda esta serie de prácticas”, describe Armando Ríos.

La importancia de la mentoría

Armando Rios y Lucia Perez supieron blindar su historia.

Necesitaban además una asesoría con visión periodística, explica Lucía Pérez, y acudieron a la periodista Miriam Ramírez, con amplia trayectoria en el tema anticorrupción.

La experiencia de Miriam les guió para tener una visión más clara del camino a seguir.  

“Siempre rebotar con alguien que ya va más adelantada en el camino, que tiene más experiencia, nos ayudó mucho, porque ella nos iba diciendo ‘bueno, sí van bien, pero creo que les puede hacer falta esta solicitud o pregunten cómo está a nivel nacional el panorama”, comenta Lucía.

Armando Ríos recuerda que reforzó sus conocimientos en la utilización de herramientas como las solicitudes de información, el Registro Público del Comercio, así como del Registro Nacional de Proveedores del INE y los registros del SAT, lo que les ayudó a analizar los datos de quienes caían en el conflicto de intereses.

“Hicimos esta base (de datos) de las empresas, pero haz de cuenta que de esa base de las empresas teníamos que hacer una revisión en el Registro Público del Comercio, y entonces ahí teníamos que identificar pues, conflictos de intereses y cosas de este tipo y luego a la par en esa misma base llenábamos la información que obteníamos del Registro Nacional de Proveedores”, detalla el reportero.

Y explica que “hacíamos una revisión en los listados del SAT, que son los de empresas con operaciones simuladas y, entonces, en esto íbamos identificando quién era quién en el tema de las empresas”.

Contar con demasiada información puede volverse un dolor de cabeza si no se ordena y expone coherentemente.

La reportara revela que en ese momento estaba cursando un taller sobre la realización de líneas de tiempo, herramienta que fue fundamental para trazar la ruta de redacción del reportaje.

“Ya empezamos a hilar. Las líneas del tiempo sí son tardadas y a veces parece como que uno está perdiendo el tiempo, pero la verdad sí te ayudan mucho a visualizar”, afirma Lucía Pérez.

La realización de este reportaje en medio de una pandemia les obligó a fortalecer la práctica del Google Drive, herramienta que Lucía no utilizaba con frecuencia.

Les exigió orden y llevar una metodología a cuatro manos.

“Te ahorra mucho tiempo tener los documentos allá arriba, tener las bases de datos y todo eso”, afirma Lucía.

A lo largo de su carrera, no había tenido la oportunidad de aplicar tales técnicas, admite Armando Ríos. “Nunca había trabajado así con esta metodología, o sea, con tal orden”.

Consideran que el trabajo en equipo fortaleció su desarrollo profesional, pero además, les brindó mayor apertura al análisis y a la explotación de las cualidades de cada uno.

El equipo recibió una mención honorífica en el Premio del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte 2021. Lea el reportaje asuí.