Border center

Privacidad en Tiempos de la Pandemia por el COVID-19

Día con día somos testigos de la propagación del Coronavirus en nuestro país y en todo el mundo. La extensión de los estragos no tiene un escenario alentador. No son tiempos convencionales, así que muchos gobiernos en el mundo han recurrido a medidas que en otros tiempos estarían fuera de consideración, sobre todo en países occidentales.

Estas medidas en el mundo incluyen el rastreo de las personas por medio de sus celulares, reconocimiento facial, drones y en el peor de los casos, brazaletes (1) que prácticamente funcionan como grilletes electrónicos, rastreando al portador para evitar que viole una orden de cuarentena obligatoria.

En un documento en TOP10VPN (2) realizado por Samuel Woodhams, se compilan las nuevas medidas que se han tomado en respuesta al COVID-19, que representan un riesgo a los derechos digitales en el mundo.

América Latina no parece destacar en este rubro actualmente, sin embargo, eso no quiere decir que debamos de relajar nuestra atención como sociedad civil y como defensores de derechos digitales, ante una práctica que tiene potencial de extenderse en nuestra región. Desgraciadamente, nuestro vecino país del norte se encuentra en la antesala de un escenario crítico y en México nos separan cinco semanas entre los primeros casos en ambos países.

El uso ofensivo de la tecnología en América Latina encuentra el mejor ejemplo en el espionaje a periodistas, defensores de derechos humanos y activistas, por medio del software de vigilancia e intrusión “Pegasus”. Tan solo cinco países (Brasil, México, Perú, Argentina y Colombia) concentran el 76% del uso de este software espía en la región.

De acuerdo con un reporte (3) de ZDNET del 27 de marzo el alcalde brasileño de Recife anunció que la ciudad está rastreando 700,000 celulares para asegurarse que los ciudadanos respeten las reglas de confinamiento. Esto les ha permitido enviar notificaciones vía celular y desplegar a la policía con altavoces en lugares específicos.

En Ecuador, un canal de televisión (4) reporta que el gobierno autorizó utilizar el rastreo satelital de teléfonos celulares por medio de GPS para asegurarse que los ciudadanos no violen la “cerca epidemiológica”.

No cabe duda que la tecnología ha hecho avanzar a la humanidad, pero tiene que haber un uso responsable de ella, y los gobiernos deben asegurar que si utilizan información colectiva, esta sea información anónima que no contenga datos personales y solo con el fin de coadyuvar a una estrategia integral de contención de la pandemia, sin que se convierta en una práctica generalizada después de la emergencia.

Ilustración: Carlos Mendoza

 (1)    https://www.forbes.com/sites/zakdoffman/2020/03/17/alarming-coronavirus-surveillance-bracelets-now-in-peoples-homes-heres-what-they-do/

(2)    https://www.top10vpn.com/news/surveillance/covid-19-digital-rights-tracker/

(3)    https://www.zdnet.com/article/brazil-introduces-surveillance-tech-to-slow-the-spread-of-coronavirus/

(4)    https://www.ecuadortv.ec/noticias/covid-19/romo-vigilancia-epidemiologico-covid19-?